5 razones principales para contratar a un agente inmobiliario.

5 razones principales para contratar a un agente inmobiliario

Ya sea porque te acabas de casar, un nuevo miembro de la familia viene en camino, has recibido por fin esa promoción en el trabajo que estabas esperando o estás a punto de emprender una aventura profesional que te llevará a otra comunidad autónoma…

 

¡Enhorabuena! la vida te tiene preparadas nuevas oportunidades y es momento de buscar la manera en que esta transición sea lo más suave posible, y para ayudarte, hoy hablamos de 5 razones principales para contratar a un agente inmobiliario.

Puede ser que necesites comprar un piso, venderlo o alquilarlo. Tal vez tienes una propiedad que quieres poner a la venta y te interesa comprar una casa más amplia, y no sabes cómo cuadrar los tiempos ni cómo gestionar la documentación para poderte mudar de uno a otro sin engorros ni retrasos.

O también puede ser que la propiedad que quieras comprar necesite una reforma y no te veas capaz de sumar estas complicaciones a tu ya ajetreada agenda.

El proceso de compra-venta de una propiedad puede durar varios meses y algunos contratiempos pueden causarte más estrés en un momento de tu vida en que ya de por sí estás atravesando muchos cambios y retos personales y profesionales.

Leyes hipotecarias, cálculo de impuestos, documentación con términos complicados… todo ello se puede convertir en una pesada losa que te haga perder, además de la paciencia, oportunidades para vender o comprar al mejor precio posible.

Por si esto fuera poco, el tener tu casa a la venta te obligaría no sólo a atender telefónicamente a los posibles compradores y a gestionar visitas a horas que no sean siempre las más convenientes para ti, sino a mantener tu hogar en perfecto estado de revista durante meses. ¿No crees que es motivo suficiente para pedir ayuda a un agente inmobiliario profesional?

¿Cómo puede ayudarte un agente inmobiliario?

Un agente inmobiliario es un profesional cuyo trabajo, ante todo, es hacer equipo contigo para defender tus mejores intereses y lograr vender o comprar tu propiedad en el menor tiempo, al mejor precio posible.

Más que un simple intermediario, debe ser tu representante, porque tu éxito es su éxito y debe consensuar contigo todas las decisiones que se tomen para comercializar tu propiedad o para hacer una oferta meditada cuando encuentres un piso que te guste.

El agente inmobiliario es un experto en su campo y puede ayudarte a que:

  1. Comprendas mejor los mecanismos del mercado.
  2. Entiendas cuál es la valoración más adecuada de tu inmueble.
  3. Sepas traducir algunos términos legales que te resulten complicados.

En definitiva, a ser esa persona en la que puedes confiar para que tus necesidades se vean satisfechas.

No son las únicas, pero éstas son las 5 razones principales para contratar a un agente inmobiliario la próxima vez que necesites vender o comprar una vivienda:

1. Conoce el mercado

Un buen agente inmobiliario nada como un pez en el mar del mercado de su zona. Sabe cuál es el precio de equilibrio para la venta de las propiedades de un cierto sector. Puede distinguir sin titubeos el tipo de propiedad más demandada. Tiene una idea bastante certera del tiempo que un piso suele permanecer en el mercado e incluso puede señalar en un mapa la calle exacta que divide las zonas populares –y caras– de las que son relativamente más asequibles.

Todos estos conocimientos, que no se pueden cuantificar con facilidad y que son fruto de años de experiencia, estarán a tu disposición cuando requieras de los servicios de un agente inmobiliario… y pueden ser el instrumento definitivo para que tu propiedad se distinga de las otras y se venda en tiempo récord.

2. Tiene conexiones

  • ¿Tu propiedad está pendiente de una herencia complicada? Tu agente conoce a un abogado que te puede ayudar.
  • ¿No sabes si quieres invertir en esa vivienda porque no tienes claro cuánto te puede costar una reforma?Tu agente te puede recomendar a una empresa que te haga un presupuesto.
  • ¿Te parece que las condiciones hipotecarias que te ofrece tu banco no son las más ventajosas? Tu agente te puede ayudar a buscar una financiación que se ajuste más a tus necesidades.

En un mar de dudas, de cientos de decisiones que se tienen que tomar de un momento a otro, de contratiempos que pueden ir surgiendo en el día a día, un buen agente inmobiliario estará siempre ahí para facilitarte las mejoras ofertas de servicios durante cada uno de los pasos del proceso de compraventa.

3. Negocia bien

Negociar es un arte en el que no todo el mundo es bueno, pero los agentes inmobiliarios llevan años haciéndolo… ¡y se nota!

Al negociar el precio o ciertas condiciones especiales  –como un período de gracia en nuestra antigua propiedad, hasta que podamos mudarnos a la nueva, por ejemplo–, un buen agente inmobiliario sabe cómo conseguir el mejor trato sin ofender a la otra parte implicada, incluso, y especialmente, si se trata de algún familiar o conocido. De esta forma siempre puedes confiar en que sea el agente quien lo resuelva sin vernos involucrados directamente.

4. Se encarga del papeleo

En un proceso de compraventa de una propiedad, generalmente hay mucho papeleo. Desde las ofertas hasta los contratos y los documentos de cierre. Un agente inmobiliario se encargará de todo ello para que no tengas que preocuparte o arriesgarte a cometer un error.

¿Sabías que en algunos casos puedes beneficiarte de un impuesto reducido en la compra de un inmueble? Pues tu agente inmobiliario lo sabe seguro, y con su ayuda, podrás rellenar la documentación de forma correcta para que no se te escape ningún detalle importante.

5. Te ahorra tiempo –y estrés–

¿Cuánto vale tu tiempo? ¿Y tu tranquilidad? De la misma forma en que no te planteas arreglar tu coche cuando se estropea, instalar el aire acondicionado o cambiar la instalación eléctrica de tu casa, al momento de plantearte la compraventa de tu casa debes acudir a un profesional.

Cuando dejas algo tan importante en manos de un agente inmobiliario de prestigio, puedes dejar de preocuparte por los detalles de la operación y centrarte en decidir qué es lo más conveniente para ti, cuáles son los plazos que requieres 0, por ejemplo, cómo quieres organizar tu mudanza.

A fin de cuentas, contratar a un agente inmobiliario es una de las mejores decisiones que puedes tomar para comprar o vender una casa.

Los agentes son expertos en su campo y te ahorrarán tiempo, dinero y estrés durante todo el proceso, desde el momento en que entras a su oficina a contarle qué necesitas hasta que te entregan las llaves de tu nuevo hogar.

¿Por qué no vienes a conocernos? En Remax Urbe II estaremos encantados de poner todo nuestro conocimiento y experiencia a tu disposición.

 

Suscríbete al newsletter y recibe consejos y noticias relevantes de sector inmobiliario que te ayudarán a ampliar conocimientos y a tomar decisiones con criterio.

Comparte:

Scroll al inicio