Qué es la comisión del agente inmobiliario

Qué es la comisión del agente inmobiliario

Hablar de comisiones en el negocio inmobiliario es un tema de actualidad, bastante candente además. El debate de quién debe abonar los honorarios de la venta o el alquiler de una propiedad está en la calle y aventurarnos a pronosticar el resultado final es arriesgado, dado que ha pasado de ser una decisión empresarial a una preocupación para los legisladores.

 

Independientemente de ello, lo que hay que entender es que sin importar quién sea el que paga la factura final, la comisión que recibe el agente comercial sobre cada operación no es el 100% de lo que percibe la agencia; dependiendo del modelo de negocio de cada oficina, un agente inmobiliario puede tener una retribución muy diferente, según lo pactado.

Es por eso que para un agente inmobiliario, especialmente para aquel con poca experiencia y que apenas se inicia en el negocio, es muy importante evaluar cuáles son sus expectativas, sus recursos y sus proyecciones de futuro para poder elegir el modelo que más conveniente sea, que le permita tener un equilibrio entre la estabilidad y el beneficio económico.

En España, un agente inmobiliario puede trabajar bajo dos modelos muy diferenciados:

  1. Por cuenta ajena.
  2. Como autónomo.

Ambas tienen sus ventajas y desventajas, por lo que no se puede decir que una de las dos sea mejor que otra con contundencia. Dependiendo de las circunstancias personales, cada agente tendrá que decidir qué es lo que más le conviene en un momento determinado.

El modelo por cuenta ajena

Si te acercas al negocio inmobiliario por primera vez y quieres contar con una retribución regular porque tus obligaciones te lo exigen, puede ser que este modelo sea el más adecuado para ti, por lo menos durante una temporada.

O puede ser que te guste trabajar de esta manera de forma permanente y que te conviertas en el agente más valorado de tu oficina, ¿a que sería estupendo?

Trabajar por cuenta ajena tiene claras ventajas:

  • La retribución que recibes es regular y tu empleador se hace cargo de pagar la Seguridad Social, por lo que cuentas con una cierta estabilidad para hacerte cargo de tus responsabilidades financieras. En un negocio además en donde no se cobra si no se cierra la operación, es una manera de garantizar un pago por los servicios ofrecidos, pase lo que pase.
  •  Además de un sueldo base, tu empleador puede ofrecerte una pequeña comisión adicional como incentivo para incrementar tus ventas o alquileres.
  • Tu puesto de trabajo cuenta con el equipo necesario para llevarlo a cabo, en términos de tecnología, archivo, mobiliario y staff.

También tiene algunas desventajas notorias:

  • Tendrás que cumplir con el horario establecido en la oficina, que suele ser el horario comercial extendido e incluso, a veces, requiere que trabajes los sábados por la mañana.
  • Dependes de la distribución de trabajo que te indique tu superior, que puede decidir que te dediques a captación o venta indistintamente.
  • Tampoco puedes decidir sobre tu carga de trabajo ni elegir a tu clientela. Estás siempre bajo las órdenes de tu gerente, que te asignará un cliente u otro en función de las necesidades de la empresa.

¿Y si trabajo como autónomo?

La alternativa de trabajar como autónomo abre un abanico de posibilidades muy interesantes para aquellos agentes que aspiran a conseguir unas comisiones elevadas y creen en sí mismos para conseguir sus objetivos en un plazo determinado.

Salvo que el agente tenga mucha experiencia y capital para invertir, lo normal es que quiera trabajar como autónomo prestando sus servicios normalmente en una franquicia de prestigio.

Aquí tienes las ventajas de trabajar con este modelo:

  • La retribución con comisiones más elevadas. Las franquicias otorgan un porcentaje de los honorarios de la venta muy interesante, que puede rondar el 40% o más dependiendo de los acuerdos a los que se haya llegado.
  • Como tú eres el dueño de tu propio negocio, tienes libertad de horarios para organizarte como más te convenga, para poder conciliar tu vida laboral y personal de acuerdo a tus necesidades.
  • Las decisiones sobre cómo trabajar las tomas tú, incluyendo aceptar el encargo de un cliente y no de otro si te parece que eso es mejor para conseguir tus objetivos a medio plazo.
  • Las posibilidades de establecer sinergias aumentan y se genera un intercambio de experiencias muy poderoso para ayudarte a conseguir tus metas. Puedes aprender de los otros para ser un mejor profesional continuamente.
  • La franquicia con cuya marca comercial colaboras te proporcionará la infraestructura para trabajar con comodidad, una coordinadora que filtre las llamadas, la formación para que adquieras el conocimiento requerido para atender mejor a tus clientes, así puedes dedicarte a captar y a vender propiedades, que es lo tuyo.

Trabajar como autónomo tiene una sola desventaja, aunque es bastante relevante:

Necesitas un buen «colchón económico» para iniciar tu negocio que te permita cubrir los gastos de seguridad social y  facturas durante al menos los seis primeros meses. No cuentes en empezar a facturar el primer mes, tienes prepararte para trabajar con mucho ahínco hasta que veas el fruto de tus esfuerzos.

Ten en cuenta que la comisión del agente inmobiliario cubre una amplia gama de servicios, que incluyen la valoración de la propiedad, la promoción, la búsqueda de compradores potenciales, la organización de visitas a la propiedad y la negociación del precio de venta. También suelen incluir la preparación de documentos legales y la coordinación de la financiación y el cierre de la transacción.

Como agente inmobiliario, es imprescindible entender la diversidad y extensión de los servicios que ofreces al cliente, para que seas capaz de facturar con soltura y seguridad por todo aquello en lo que has trabajado. Solo si tú valoras tu trabajo podrás transmitirle ese valor a tu cliente final.

¿Qué te ha parecido qué es la comisión del agente inmobiliario? ¿Quieres ofrecerle servicios de alta calidad al comprador o al vendedor con la seguridad de estar siendo retribuido con las mejores comisiones del sector? En Remax Urbe te invitamos a que conozcas nuestra forma de trabajar y puedas contar con todos los beneficios de nuestro modelo de negocio. ¿Quieres conocernos?

 

Si estás interesado en ser Agente y quieres estar al día de todo lo que acontece en el sector, suscríbete a mi newsletter solo para Agentes Inmobiliarios.

Responsable: Rocío González Gasque Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Dinahosting S.L. Debes saber que mi hosting es 100% español y 100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@rocioggasque.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información en mi política de privacidad.

Responsable: Rocío González Gasque Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Dinahosting S.L. Debes saber que mi hosting es 100% español y 100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@rocioggasque.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información en mi política de privacidad.

Comparte:

Buscar
Ser agente inmobiliario

Empieza tu carrera profesional con RE/MAX Urbe II y consigue vivir de por vida como agente inmobiliario.

Últimos Podcasts

Lo último del blog

Scroll al inicio