Referidos o cómo sí puedes vivir de recomendaciones.

En Referidos o cómo sí puedes vivir de recomendaciones, te explico la manera más sencilla de conseguir que te recomienden como agente inmobiliario.

 

Antes de nada, debes saber que el negocio en mi oficina es de los agentes, pero siempre que puedo, contribuyo a aportarles beneficios a través de mis recomendaciones de antiguos clientes o nuevos contactos.

17:00 h. de un martes y lloviendo fuera –raro en Valencia, pero al parecer, este año ha sido muy bueno porque ha habido varios días fríos y con lluvia–. El trajín en la oficina había sido intenso, logrando subir al sistema ocho nuevas exclusivas, de las cuales, siete, eran gracias a mis referidos.

En ese momento, agradecí la suerte que tenía de seguir teniendo contactos y generar nuevos negocios. Y recordé a cuando empezaba y todos los formadores hablaban de clientes para toda la vida, o referidos, por eso he escrito Referidos, o cómo sí puedes vivir de recomendaciones.

¿Qué es eso de referidos?

Cuando empiezas en el sector inmobiliario, tienes que aprender un montón de cosas: procesos legales, leyes, obligaciones, responsabilidades civiles…

Al principio me sentía un poco impostora. De hecho, creo que empecé a decir que era agente inmobiliario con orgullo como a los seis meses de haber empezado.

Como anécdota, la primera vez que atendí a una clienta me dijo que tenía un piso VPO para vender, que no sabía si se podía o no vender. Siendo yo Mexicana, no sabía a qué se refería, pero por suerte para mí, tenía al responsable que me lo explicó.

Referido es aquel cliente que llega a ti, recomendado por esa persona que quedó contenta con tu trabajo… o bien el amigo del amigo del que no vino a la fiesta, pero te recomendó.

¿Se puede vivir de referidos?

¡Pues claro que sí! Pero te tienes que tomar muy en serio tu trabajo, tu profesión y hacerlo muy bien, contando siempre con los mejores abogados, gestores, notarios… y así tus clientes queden superfelices y te recomienden.

¿Cómo se consiguen los referidos?

Fácil. Lo que tienes que hacer es pedirlos. Sí, así de simple. A cada persona que veas o con la que hables, entrégale tu tarjeta y pregúntale: «¿Conoces a alguien que quiera comprar o vender una propiedad?» y  cuando alguien te responda, sí, entonces sucederá la magia.

Nunca dejes de trabajar duro, de formarte en nuevas tendencias inmobiliarias, de hablar con gente, de participar y cooperar, porque nunca sabes por dónde te puede llegar el negocio.

Las oportunidades están en todos lados –un vecino en el ascensor, tu gestor, una amiga de una amiga, el electricista que vino a arreglar la luz a tu casa…

Ten coraje y disciplina, no dejes de buscar la oportunidad y ve siempre a por ella porque se siente superbonito cuando alguien te llama y te dice: «Quiero que seas tú quien venda mi casa»

Me despido con la entrevista que le hice a Toni Torregrosa sobre referidos, o cómo sí puedes vivir de recomendaciones. Creo que te gustará y aprenderás cosas nuevas.

 

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print
Ser agente inmobiliario

Empieza tu carrera profesional con RE/MAX Urbe II y consigue vivir de por vida como agente inmobiliario.

Lo último del blog

Suscríbete al Newsletter

Recibe consejos y noticas relevantes de sector inmobiliario que te ayudarán a ampliar conocimientos y tomar decisiones con criterio.

Síguenos en redes

Ir arriba