Usa la creatividad inmobiliaria para distinguirte de tu competencia

Usa la creatividad inmobiliaria para distinguirte de tu competencia

Cada poco, Hollywood saca un remake de alguna película clásica y todos nos preguntamos, ¿se han acabado ya las buenas ideas para que no haya más opción que optar al mismo modelo revisitado una y otra vez?

 

¿Será verdad que la creatividad está en horas bajas? ¿Por qué nos cuesta tanto innovar para distinguirnos? Si me permites un consejo para nuestro sector: Usa la creatividad inmobiliaria para distinguirte de tu competencia.

Hay una máxima en la vida que nos indica que «si algo no está roto no hace falta cambiarlo». Y hasta hace poco, –más que nada por características propias del mercado inmobiliario–, era sencillo tener un negocio rentable aplicando los métodos de venta tradicionales, heredados en muchas ocasiones por los fundadores de las pequeñas agencias familiares con larga presencia en los barrios de nuestra ciudad.

Sin embargo, en los últimos años el panorama de comercialización inmobiliaria ha cambiado de manera tan espectacular que ha dejado detrás a muchos buenos profesionales a los que ha pillado con el paso cambiado.

Pertenecientes a otra generación, las nuevas tecnologías se les hacen un mundo y las oportunidades de negocio se les escurren por los dedos. Sí, siguen teniendo presencia en sus círculos y cuentan con el saber hacer de su experiencia… ¿pero están explotando al máximo sus capacidades?

Pensamiento lineal vs pensamiento lateral

El pensamiento lineal, o lógico matemático, sigue unas reglas claras y es secuencial, ordenado y predecible. Descrito así puede parecer aburrido, pero sin éste no podríamos organizar nuestras vidas de manera rutinaria para que la mayoría de las cosas funcionaran.

Lo mismo pasa con los negocios, y especialmente en el negocio inmobiliario. No va a haber nada que sustituya:

  • el trato directo,
  • las llamadas de captación,
  • la generación de contactos,

que siempre han sido la base de las pequeñas y grandes agencias que siguen en pie tras los embates de las distintas crisis que hemos ido atravesando a lo largo de estos años.

Aunque lo que sí ha cambiado, y mucho, es la manera en que los clientes se aproximan a los profesionales a quienes quieren encargar la venta de su propiedad.

Sí, sigue valiendo el boca a boca, pero los propietarios o compradores más jóvenes, sin una red de comunicación y confianza propia en su entorno, recurren a las redes sociales para valorar la conveniencia de contratar a un agente inmobiliario determinado.

Y no son solo los jóvenes. La naturaleza de la interacción en este terreno es inexorablemente digital, y hoy en día es muy difícil contar con un negocio de éxito, si este no está bien posicionado en Google y redes sociales.

Es imprescindible salirnos del camino que había probado ser efectivo hasta este momento, para explorar diferentes maneras de alcanzar nuestras metas.

El pensamiento lateral, sin dejar de ser racional y lógico, se basa en un cambio de perspectiva que permite observar los hechos desde un punto de vista diferente para abordar los problemas y alcanzar una solución creativa y poco trillada.

A pesar de todo lo que hemos dicho con respecto a las nuevas tecnologías, no tiene que ser necesariamente algo que hagamos siempre delante de una pantalla, ya sea de ordenador, tablet o móvil.

Puede ser algo tan simple como atreverte a salir de tu zona de confort para llevar a cabo campañas o acciones que el resto de tu competencia no ha intentado, como por ejemplo, poner grandes carteles en una avenida con tu foto o patrocinar un equipo de fútbol local.

El pensamiento lateral nos invita a explorar fuera de los límites del camino probado, seguro y tranquilo que hemos seguido hasta el momento, y es posible que en un inicio, la sensación de no saber exactamente lo que estamos haciendo nos invada y nos dificulte continuar.

Tranquilidad, es algo normal; es un proceso de prueba y error en donde cada equivocación será un aprendizaje que podremos aprovechar en una futura experiencia.

Creatividad y nuevas tecnologías: la pareja perfecta

A menos que hayas vivido debajo de una piedra los últimos 10 años, sabrás del potencial comunicativo y comercial que hay en plataformas como Facebook, Tiktok e Instagram.

Todo aquello que se quiera dar a conocer al mundo, tiene que pasar por ahí, persona, producto, servicio… sin importar el sector o el país del mundo desde donde se publicite.

Y por más que te escondas detrás de tus complejos y la vergüenza de ponerte frente a una cámara, o de escudarte en tu amplia carrera para evitar abrirte una cuenta y empezar a comunicarte con el mundo, sabes que es lo que necesitas para dinamizar tu negocio.

Pero como no debes hacerlo a ciegas, te voy a dar 5 consejos para que puedas potenciar tu creatividad haciendo uso de las tecnologías que tienes a tu alcance:

1) Observa y aprende de otros profesionales inmobiliarios. Créate una cuenta en las grandes plataformas y sigue a otros que, como tú, se dedican al negocio inmobiliario. ¿Cuáles son los temas que les ocupan? ¿Cómo los presentan? ¿Qué proporción de su material tiene que ver con las propiedades en sí? ¿Cómo aprovechan el espacio para vender su marca personal?

Te sorprenderá ver que no plantean una estrategia para vender una propiedad en particular, sino para presentarse como profesionales y enseñar al público su manera de trabajar para ganarse su confianza.

2) Observa y aprende. Echa un vistazo a ver qué es lo que cuece en otros canales. A lo mejor querrás ver qué tienen que decir los arquitectos, o los diseñadores, o los psicólogos de cuál es la mejor manera de resolver un problema con el que tú también te enfrentas en tu negocio.

Piensa en todo lo que te puede aportar un profesional especializado y toma nota sobre cómo puedes utilizar ese conocimiento para incorporarlo a tu sistema. ¡Nunca te acostarás sin haber aprendido algo nuevo!

3) Define tu objetivo y hazte global siendo local. Nunca sabes si alguna de tus publicaciones se convertirá en trending topic o pasará sin pena ni gloria, pero no pierdas de vista tu objetivo, que en tu caso es el posicionamiento en un mercado específico –por zona o por tipo de propiedad– para que quien sea que esté interesado, te tenga presente en el momento que necesite tus servicios.

Crea contenidos, interactúa con gente de la zona, haz reportajes sobre el entorno y la gente sabrá a quién acudir si necesitan comprar o vender una propiedad.

4) Coge tu móvil… y empieza a grabar. Ni mañana que vaya a la peluquería, ni pasado que no tenga cara de cansancio, ni el lunes que me entreguen el trípode nuevo. El momento de comenzar a grabar y producir contenido es ahora, ya tendrás tiempo de mejorar, corregir, buscar un ángulo u otro, incorporar sugerencias de tus seguidores…

5) Lánzate a la piscina. Metafórica o literalmente. Ahora que ya has aprendido cómo están haciendo las cosas los demás, que tienes tu objetivo claro y que has cogido tu móvil y has empezado a producir contenido… ¿qué te está deteniendo?

Existen programas de edición gratuitos que te pueden ayudar a dotar a tus vídeos de:

  • narración,
  • efectos especiales,
  • música,
  • títulos,

Y como es imprescindible aprender de los expertos, te comparto la entrevista que le hice a Marc Daniel, asesor inmobiliario de Barcelona, que lleva años haciendo de la creatividad su activo más preciado para crear su marca personal y posicionarse en el sector. Recuerda: Usa la creatividad inmobiliaria para distinguirte de tu competencia.

 

Comparte:

Ir arriba