Neuroproductividad triunfar en la vida

¿Practicas la neuroproductividad para triunfar en tu vida?

Hoy hablamos de neuroproductividad, que digamos que es el arte de sincronizar hábitos y mente para triunfar en los objetivos que te propones lograr en tu vida tanto personal como profesional.

Solemos empezar un año más, un mes más, una semana más… pensando:

  • Ahora sí voy a hacer ejercicio.
  • Voy a comer mejor.
  • Voy a mejorar mi productividad en el trabajo.
  • Ahorraré para comprar un coche.
  • Tendré tiempo para disfrutar con mis amigos, organizar un viaje, leer más libros.

Y se acaba la semana, el mes y el año y seguimos igual, corriendo a todos lados, estresados e insatisfechos, avergonzados incluso de no haber sido capaces de conseguir lo que nos proponíamos.

Si te sirve de consuelo, esto es algo natural y muy predecible porque estamos presos de la inercia de los patrones establecidos de muchos años. Solemos hacer las cosas cada día de una forma determinada y cambiar requiere de energía y constancia, pero sobre todo de un reentrenamiento de nuestros hábitos más arraigados.

Va a haber resistencia para sincronizar hábitos y mente

El cerebro y el cuerpo intentarán rebelarse porque los cambios suponen desmontar la estructura mental que has estado utilizando durante muchos años y que te ha proporcionado estabilidad y certeza, aún si los resultados eran cuestionables.

Pero para sincronizar tus hábitos en torno a tus objetivos, no vale solo con desearlo, o hacer una lista de acciones que crees debes que llevar a cabo… si no tienes la estrategia para implementar las mejoras, lo que seguramente pasará es que dejarás el plan de lado en menos de una semana.

Para eso es mucha mejor idea echar mano de los descubrimientos en torno a la neuroproductividad, el arte de sincronizar hábitos y mente para triunfar en cualquier cosas que nos propongamos.

Neuroproductividad, la clave del cambio

La neurociencia nos ha brindado una comprensión más profunda de cómo funciona el cerebro y cómo podemos aprovechar su potencial para maximizar nuestra productividad.

Nuestro cerebro está cableado para buscar la eficiencia, pero también es altamente adaptable, por lo que podemos moldear nuestras mentes y hábitos para trabajar a nuestro favor.

Uno de los conceptos fundamentales en la neurociencia de la productividad es la plasticidad cerebral, la capacidad del cerebro para reorganizarse y formar nuevas conexiones neuronales. A diferencia de lo que se creía antes, esta plasticidad no es solo característica de las mentes más jóvenes, sino que sigue estando presente a lo largo de toda nuestra vida.

De esta forma, con la práctica y la repetición adecuadas, en el momento preciso, conociendo tu potencial, puedes entrenar el cerebro para adoptar hábitos que impulsen tu productividad y por ende, conseguir el éxito que deseas en cualquier aspecto de tu vida.

¿Cómo utilizar la neuroproductividad para mejorar tu vida?

1. Observa cuáles son tus momentos de más energía.

Habitualmente, entre el 60 y 70% de las personas tenemos picos de energía en las primeras horas de la mañana, lo que nos permite estar más concentrados y frescos para hacer las tareas más complicadas o que requieran detalle y precisión.

Se sabe además, que tras la hora de la comida y hasta las 19 horas, el cerebro baja su actividad, por lo que es preferible dedicarlo a tareas más metódicas y repetitivas.

Desde las 19 horas hasta el momento de irte a dormir, experimentas una nueva inyección de energía que puedes utilizar para desarrollar proyectos creativos o soluciones diferentes a los problemas cotidianos que quizás no has sido capaces de ver por la mañana.

Para el 30% de personas restantes, estos patrones se invierten, siendo más productivos por la noche y necesitando más descanso en las primeras horas de la mañana, pero lo importante es ser capaz de identificar cuál es tu patrón para usarlos en tu beneficio.

2. Evita distracciones.

El cerebro se estresa con cada notificación de móvil o que recibes mientras estás intentando concentrarte en algo determinado y pierde la atención de forma automática. Volver a retomar el hilo de lo que haces te supone una pérdida de tiempo y mucha frustración.

Especialmente para las horas de máxima concentración de la mañana, puedes implementar una política de cero mensajes o notificaciones y además informarle de esta a tus clientes, proveedores y colegas.

Aunque puede ser que algunas personas no entiendan o se molesten porque no les respondes su mensaje de inmediato, la mayoría agradecerá que establezcas claramente tus momentos de atención para resolver sus gestiones contigo.

3. Mima tu cuerpo.

Nadie espera que un coche funcione sin gasolina, pero por alguna razón nos parece muy normal pretender ser súper productivo alimentándote de cualquier cosa, además de no hacer ejercicio ni descansar adecuadamente.

No cometas el error de pasar de ser sedentario a correr maratones, porque eso tiene una tasa de fracaso estrepitosa. Mejor pequeños gestos como caminar más en lugar de coger el coche o subir escaleras para ir generando resistencia.

Igualmente, la manera en que te alimentas puede suponer una diferencia enorme en tu productividad, por lo que valdría la pena ir adquiriendo hábitos más saludables de forma paulatina.

4. Cuida tu mente.

El mayor error en la búsqueda de tus objetivos es un exceso de entusiasmo que te lleve a no hacer los descansos adecuados. El cerebro es una máquina que se sobrecalienta si no interrumpes tu actividad, por lo menos cada 90 minutos.

No es solo agotador hacer una jornada interminable para completar un trabajo porque así te lo has planteado en un día determinado; da igual las horas que le eches, si sigues delante del ordenador sin descansar, dejarás de ser productivo, por lo que todo tu esfuerzo será en vano.

El descanso es necesario para que tu cerebro haga las conexiones neuronales que requiere para ser creativo y ofrecer respuestas concretas a los retos que se te presentan.

Echa mano de la meditación, del mindfulness o de simplemente levantarte del asiento para dar un paseo que te despeje y te permita volver a concentrarte cuando reanudes tu labor.

¿Practicas la neuroproductividad para triunfar en tu vida? Te invito a que veas la entrevista que le hice a Silvia Guinart, experta en neuroproductividad, para que conozcas más estrategias para orientar tus hábitos y mente hacia el éxito, ¡que la disfrutes!

 

 

Si estás interesado en ser Agente y quieres estar al día de todo lo que acontece en el sector, suscríbete a mi newsletter solo para Agentes Inmobiliarios.

Responsable: Rocío González Gasque Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Dinahosting S.L. Debes saber que mi hosting es 100% español y 100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@rocioggasque.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información en mi política de privacidad.

Responsable: Rocío González Gasque Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Dinahosting S.L. Debes saber que mi hosting es 100% español y 100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@rocioggasque.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información en mi política de privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte:

Buscar
Ser agente inmobiliario

Empieza tu carrera profesional con RE/MAX Urbe II y consigue vivir de por vida como agente inmobiliario.

Últimos Podcasts

Lo último del blog

Scroll al inicio